Duro, pero real.

por | 30 noviembre, 2015

Palabras duras pero no por ello menos ciertas. Escritas por Patricia Ramírez en El Huffington Post:

“¿Recuerdas aquella vez que perseguiste a la persona que no te hacía ni caso? Te encandiló, te enamoraste e interpretaste cualquier señal como que la otra persona también tenía interés por ti. He visto a mucha gente en la consulta perder la dignidad y los papeles persiguiendo fantasmas, arrastrarse, ser conocedores de que el otro u otra los estaba ninguneando y aún así, agarrarse como si fuera la última oportunidad de sus vidas. Hay situaciones en las que debes saber perder y dejarlo pasar: no te quiere, o no te quiere lo suficiente…”

Enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
26 + 9 =